I don’t know where I’ll be going from here, but I promise it won’t be boring

IMG_1672

“I don’t know where I’ll be going from here, but I promise it won’t be boring”

David Bowie

Si hay una ciudad que encarna totalmente ese sentimiento de Bowie, esa es Nueva York. Una ciudad que puede ser lo que quieras pero no aburre, es infinita en sus posibilidades, una ventana al mundo y a su diversidad (no en vano es la sede de la ONU), con algo para todos los gustos. Es un lugar al que siempre volvería, no porque sea mi ciudad favorita, sino porque es una que nunca termina de sorprender, siempre tiene algo nuevo que ofrecer, e incluso lo conocido toma un sentido distinto cada año.

Esta vez me tocó ir por solo tres días, en una escala a un viaje a Kansas al que fui a encontrarme con unas amigas que no veía hace un tiempo y a conocer a mi nuevo ahijado. Y aunque parezca poco para una ciudad tan inmensa si te lo tomás con calma y no te enolquecés queriendo hacer todo, da para muchísimo. Claro está que siempre quedan cosas por ver y por hacer, pero eso te va a pasar si vas dos, cinco, diez o treinta días…más motivos para volver.

Les comparto algunos tips, lugares y aprendizajes de mi viaje, ¡Espero que les sirvan!

  1. Subirse en el Staten Island Ferry a horas insólitas

IMG_1694.JPG

El Staten Island Ferry es una de las maravillas del transporte público, no solo por su eficiencia (funciona las 24 horas del día, con excelente frecuencia), sino porque es gratis y además permite una vista espectacular de la ciudad desde el mar y de la Estatua de la Libertad. Por esas casualidades de la vida, mi amiga Jennifer y yo nos lo terminamos tomando a las 6:30 de la mañana: llegamos tempranísimo y en nuestro AirBnb había huéspedes hasta las 9-10 (por suerte nos dejaron dejar las valijas!), así que para no esperar sentadas en un bar o un café, decidimos ir al ferry y ver como la ciudad se despertaba.

¿Porqué recomiendo ir temprano? No hay filas ni multitudes de turistas (casi todos los pocos que se subían eran trabajadores), además nos dio una vista única de la ciudad y de la Estatua con sus luces. Bonus: nos tocó un día nublado; lo que parecía una tragedia le dio un toque único a la vista, lejos de las típicas imágenes que se ven por ahí.

2. Brooklyn

IMG_1802
Haciendo amigos en el Lucky Dog
Una de las mejores decisiones que tomamos fue quedarnos en Williamsburg. No solo es una zona más tranquila que en el medio de Manhattan, sino que nos permitió descubrir otra cara de la ciudad. Nuestro Airbnb más que recomendado y en una ubicación inmejorable, además de estar cerca del subte teníamos varios bares a la vuelta en la avenida Bedford. El más recomendado: Lucky Dog, un bar muy buena onda donde dejan a las personas llevar a sus perros (que andan libremente por ahí).

 

3. El Subte

IMG_1790

El subte te va a ayudar a navegar la ciudad comodamente durante tu estadía, pero también puede llegar a enloquecerte, en especial porque una ves que pasás la barrera, no hay mapas, por lo que es recomendable llevarte uno o descargarte alguna aplicación en el celular (en casi todas las estaciones hay wifi gratis🙌). Si todo falla, preguntar a las personas, eso de que los neoyorquinos son mala onda es un mito, hay de todo, y nosotras siempre nos encontramos con alguien dispuesto a ayudar.

Otro dato, por más que no te quedes una semana conviene considerar el 7 day pass, nosotras en 3 días lo desquitamos tranquilamente (creo que el primer día ya lo habíamos desquitado…)

 

4. La High Line

IMG_1787
Los personajes de la High Line, tranquilos, era un maniquí
18119537_684667868385904_2948380636160211940_n

De mis lugares favoritos. Un homenaje a la resiliencia, unas vías de tren abandonadas que se convirtieron en un espectacular jardín urbano con arte por doquier y unas excelentes vistas a la ciudad. Dato: chequear las horas de apertura (en invierno cierra  a las 7, por lo que hay que tenerlo en cuenta) y ver si hay algún espectáculo o actividad cultural, en los meses más calurosos por lo general hay.

5. Commedy Cellar

Si querés ir a ver un espectáculo y Broadway no es lo tuyo, no te da el presupuesto o simplemente querés probar algo distinto, no puedo dejar de recomendar el Commedy Cellar, un lugar donde empezaron varios comediantes famosos, y se presentan referentes de Commedy Central y guionistas de películas y programas de humor conocidos. No hay chance de no terminar llorando de risa.

Dato #1 hay que reservar antes.

Dato #2 hay dos locales, el viejo y el nuevo, uno está a la vuelta del otro. Los dos tienen shows igual de buenos, pero tener en cuenta en cuál reservás para no perder tiempo.

6. Clásica y moderna

IMG_1859
St Patrick’s Cathedral
Una des las cosas alucinantes que tiene la ciudad es su arquitectura. A mi me fascinó la combinación de edificios de distintos estilos y épocas que tiene, es parte del encanto único de la ciudad y de la convivencia de diversidad que tiene.

 

IMG_1756
9/11 Memorial

IMG_1784
Flatiron Building

IMG_1836
New York Public Library

IMG_1839
Los Cielos de la NYPL

IMG_2162.JPG
Grand Central Terminal
7. Tomarse tiempo para recorrer el Central Park

IMG_1882

De lo único que me arrepiento en este viaje es de haber dejado Central Park para lo último. Aunque es tan grande que es imposible recorrer cada rincón, es un lugar que está bueno disfrutar con tranquilidad y dejar que te sorprenda.

8. Maps.Me

Esta aplicación no solo la recomiendo para Nueva York sino para cualquier viaje, te descargás el mapa de la ciudad o región a la que vas y después funciona como GPS sin conexión a internet. Me salvó la vida millones de veces y ahorró muchísimo tiempo.

9. Disfrutá de lo inesperado

 

Si sos de aquellos turistas obesionados con llenar todos los ticks en las guías de 1000 lugares a los que tenés que ir elegí otra ciudad. No, no vas a ver todo. Como en todas las ciudades grandes seguramente planifiques cosas que por H o por B no termines haciendo (y seguramente hagas cosas que no sabías que existían). Tomátelo con calma. Disfrutá simplemente de caminar por ahí y ver arte por las calles, en los edificios, en la vestimenta de la gente, las sorpresas cotidianas. Siempre te van a quedar lugares pendientes, más razones para soñar con volver. Después de todo el encanto de los viajes no sólo está en cuando uno los hace sino cuando uno se los imagina…

Michelle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s