La luz que se multiplica

pexels-photo-140122

Si hay algo que el milagro de la multiplicación de los panes y los peces tiene para enseñarnos, es que lo que das se multiplica, no hay ofrenda demasiado chica para saciar el hambre del otro (que muchas veces es tanto más que material). Nadie se vuelve más pobre por compartir, si no que, en el proceso, eso que compartimos se expande, tal como una vela no pierde su luz por ofrecer su ardor a otra vela, sino que sus luces terminan alumbrando aún más.

Estoy cada vez más convencida que el secreto para que todos tengan es que todos compartan. Compartir, no sólo entendido como entregar algo material; sino como ofrecer tiempo, energía y alegría a los demás y hacernos presentes para llenar sus vacíos. Vacíos que todos tenemos (en distinta forma y medida), y que en ese intercambio, a veces – sin quererlo y sin buscarlo – se van llenando. En ocasiones esas necesidades del otro que queremos resolver son materiales y urgentes, pero en ese resolver podemos optar por encontrarnos con el otro e intercambiar algo intangible que transforme mucho más de lo que podemos ver.

En ocasiones pensamos que lo que tenemos para ofrecer es poco frente a necesidades que se nos hacen abismos, pero cada luz que encendemos, por más humilde que sea, va conquistando a otras, y nunca sabemos el efecto que ese poco puede tener en los demás. Quizás eso que se nos hacía insignificante – una visita, una sonrisa, un abrazo, una palabra – sea justo lo que el otro estaba necesitando.

En estas fechas en las que, entre tanta reunión, festejo y consumismo exagerado, la soledad de algunos se hace más viva, quiero invitarlos a todos a que seamos conscientes del enorme regalo de estar presentes. Un regalo que no distingue entre quien lo da y quien lo recibe; que ayuda a bajar la pelota, valorar y poner todo en su justo lugar, que nos humaniza cuando todo nos lleva a andar en piloto automático. Durante estas fiestas, quiero prender mi lamparita para ofrecer más calidad y menos cantidad en lo que regalo, o quizás, darme cuenta que siempre estoy regalando en la medida que intento transformar el lugar que habito…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s